las competencias

Las 7 competencias laborales m├ís demandas en la actualidad ­čĺ╝

En el mercado laboral actual, en rápida evolución, tener el conjunto de las competencias claves y habilidades es crucial para el éxito dentro de cualquier sector.

¿Sabías qué? Según el Foro Económico Mundial, se espera que para 2025, aproximadamente el 50% de las habilidades laborales actuales sean obsoletas o necesiten ser actualizadas.

Es ahí donde radica la importancia fundamental de seguir aprendiendo en un contexto de actualización constante. Tanto si eres un recién licenciado como un profesional experimentado, el desarrollo mejorará enormemente tus perspectivas.

¿Te gustaría concretar cuáles son tus puntos fuertes, así como las principales áreas por mejorar? Si es así, sigue leyendo para descubrir las competencias clave más buscadas hoy en día.

¿Qué son las competencias?

En el contexto educativo y laboral, son un conjunto de actitudes y aptitudes que una persona posee para poder desempeñarse de manera efectiva en diversos entornos; esto quiere decir que son transferibles. No se limitan a la adquisición de información teórica, sino que también incluyen la capacidad de aplicación práctica.

¿Qué diferencia hay entre las competencias y las habilidades?

Comprender las diferencias entre competencias y habilidades, es vital tanto para quienes buscan empleo como para los empresarios a la hora de calibrar la idoneidad del candidato para un determinado puesto.

Aunque ambos son elementos esenciales para el éxito laboral y académico, no son términos intercambiables. Las habilidades son las destrezas específicas que nacen a raíz del perfeccionamiento de una capacidad innata mediante el aprendizaje.

Por el contrario, las competencias abarcan un conjunto más holístico de atributos que incluyen tanto capacidades como habilidades. Se adquieren con el tiempo, cuando eres capaz de aplicar varios recursos en tu día a día.

Por tanto, son bastante más difíciles de medir. No obstante, es importante reconocer que las habilidades por sí solas pueden no ser suficientes para tener éxito en un puesto, sino que las competencias transversales desempeñan un papel vital en el empleo de dichas habilidades en variedad de contextos.

Tipos de competencias

Competencias técnicas

La competencia técnica implica tener las habilidades necesarias para trabajar en una industria determinada, es decir, se basan en la especialización, por lo que son competencias verticales, no transversales. Se valora gratamente conocer lenguajes de programación, análisis de datos, manejo de programas de edición …

Competencias blandas

Son aquellas de carácter emocional y social que te permiten interactuar eficazmente para colaborar en diversas situaciones. La empatía o la asertividad son algunos ejemplos. Aunque no lo parezca, cada vez más empleadores las consideran como un elemento crucial.

Competencias cognitivas

Estas son las que se relacionan con el desarrollo intelectual, es decir, la capacidad de adquirir nuevos conocimientos y analizar la información desde una posición crítica. Además, la creatividad también responde a un crecimiento cognitivo adecuado.

Competencias digitales

Como indica su propio nombre, las competencias virtuales se agrupan en torno a la nueva realidad que ha generado la tecnología. Para adquirirlas es necesario poseer un manejo ágil de distintos dispositivos, trámites electrónicos, conocimiento sobre software esenciales…, ya que el mundo actual está altamente automatizado.

Competencias comunicativas

Las competencias comunicativas son esenciales para entablar relaciones positivas, resolver disputas y transmitir información con precisión, porque implican poder expresarse con fluidez o escuchar activamente.

Los oyentes activos prestan mucha atención a las señales verbales y no verbales, solicitan preguntas aclaratorias y dan su opinión para garantizar la comprensión mutua.

Por otra parte, adaptar los estilos de comunicación según el contexto y la audiencia es una parte vital. Esto requiere ser capaz de modificar tu mensaje para distintas personas o grupos, teniendo en cuenta sus antecedentes, niveles de experiencia y preferencias.

Competencias vs capacidad

El talento, una aptitud natural, es la capacidad de un individuo, mientras que las competencias abarcan una gama más amplia de capacidades, conocimientos y comportamientos necesarios en un ámbito determinado.

La principal diferencia radica en que la capacidad es innata y difícil de mejorar, mientras que las competencias se adquieren mediante la experiencia. Una persona competente es aquella que sabe manejarse con fluidez en gran variedad de aspectos dentro de su disciplina, gracias a una amplia gama de conocimientos.

Al hacer hincapié en ambos conceptos, los empresarios pueden evaluar a los candidatos en función de su potencial de crecimiento y flexibilidad, no solo por las aptitudes existentes.

En un mercado tan cambiante como el actual, las competencias son cada vez más importantes. A medida que las industrias siguen evolucionando, es común escoger a candidatos versátiles.

En definitiva, aunque las capacidades pueden ser útiles en determinados contextos, también son restrictivas si no encajan con las necesidades del sector. En cambio, las competencias proporcionan un conjunto de habilidades más ajustable y transferible.

¿Por qué es importante distinguir entre las competencias y las habilidades?

Mientras que las competencias comprenden varios atributos que abarcan cualidades y comportamientos personales junto con aptitudes técnicas, las habilidades son más concretas, pueden aprenderse, así como cuantificarse.

Conocer la divergencia entre estos dos conceptos es clave para los empresarios en su proceso de contratación, ya que les permite evaluar la idoneidad general de un candidato. Las organizaciones pueden identificar a las personas con la combinación adecuada de rasgos y disposiciones.

Este enfoque integral de la evaluación garantiza que los elegidos no solo sean hábiles, sino que también posean la adaptabilidad para destacar en el lugar de trabajo.

Pero, además, los docentes podrán partir desde un punto de vista mucho más completo a la hora de establecer una planeación didáctica por competencias, o focalizarse en cada alumno mediante el aprendizaje personalizado.

Además, comprender el valor de las competencias es esencial para los individuos en su propia progresión profesional o académica. De esta manera, podrás identificar áreas de mejora y concentrarte en perfeccionar el conjunto adecuado de habilidades para complementar tus puntos fuertes.

Esta autorrealización permite alinear tus objetivos con tus competencias, aumentando las probabilidades de éxito y satisfacción laboral. En lugar de centrarse únicamente en adquirir conocimientos técnicos, podrás dar prioridad al desarrollo de competencias, como la comunicación o la resolución de problemas.

En última instancia, distinguir entre competencias y aptitudes permite tanto a los empresarios como a las personas tomar decisiones con mayor conocimiento de causa, lo que conduce a una adecuación óptima, además de a mejores oportunidades de evolución.

¿Sabías que un modelo por competencias es un enfoque estructurado y sistemático empleado en la gestión de recursos humanos para definir, evaluar o desarrollar las habilidades, que son críticas para el desempeño exitoso en un puesto de trabajo?

Se basa en identificar las competencias claves necesarias para lograr los objetivos y la misión de la empresa, así como para cumplir con las demandas cambiantes del entorno laboral.

Las 8 competencias claves de la LOMLOE

La LOMLOE es una reforma importante del sistema educativo español y tiene como objetivo introducir cambios para mejorar la calidad, equidad, así como para adaptar la enseñanza a los retos actuales.

La adaptación puede ser más complicada para docentes que para los estudiantes. Por eso, el Curso de iniciación a la LOMLOE organizado por la plataforma educativa Mundana, está especialmente diseñado para profesores que participen en cualquier nivel del sistema educativo. Entre las propuestas de esta ley se incluye un listado de competencias claves:

Competencia de aprender a aprender

Es una de las competencias clave de la LOMLOE que tiene mucho que ver con la autonomía, porque implica saber planificar, gestionar y evaluar el propio proceso de aprendizaje para lograr una mayor efectividad. El autoconocimiento también será esencial a la hora de identificar las estrategias adecuadas según cada caso.

Competencias verbales

Son expertos en hacer presentaciones, dirigir reuniones y participar en debates con aplomo y precisión. Esto incluye emplear el razonamiento lógico, respaldar los argumentos con pruebas, así como atraer a la audiencia mediante historias o elementos visuales convincentes.

Competencia matemática y científica

Esta competencia implica la capacidad de evaluar, interpretar y aplicar principios científicos en una amplia gama de entornos. Desde el análisis de datos a la resolución de problemas, quienes poseen sólidos conocimientos en esta área se benefician de una clara ventaja.

Poseen la capacidad de tomar decisiones inteligentes basadas en datos cuantitativos, lo que les permite detectar pautas, tendencias y correlaciones que conducen al éxito. En un mundo cada vez más dependiente de los datos, esta competencia es un punto clave dentro de una buena cualificación.

La mejora de las competencias matemáticas y científicas no sólo es pertinente para quienes siguen carreras STEM. De hecho, es muy valorada en diversas disciplinas. Desde las finanzas y el marketing hasta la sanidad o la ingeniería, por eso es una de las competencias clave de la LOMLOE.

Competencia social y cívica

Conocer a fondo la dinámica social y ser capaz de enfrentarse a circunstancias complejas con aplomo son elementos esenciales en el entorno actual. Capacita a las personas para crear relaciones sólidas, favoreciendo un trabajo en equipo con resultados satisfactorios.

Al desarrollar las áreas social y cívica, los futuros profesionales mejorarán su conexión con los demás, podrán gestionar conflictos con relativa facilidad y contribuir positivamente al entorno laboral.

Por otra parte, esta competencia anima a lo más jóvenes a ser conscientes del resultado que sus acciones tienen sobre otros individuos y a participar en iniciativas que promuevan las mejoras sociales, lo cual contribuye a cultivar la solidaridad.

Competencia emocional

Implica la capacidad de reconocer, interpretar y gestionar las emociones propias y ajenas. Fomentar la competencia emocional es esencial para el crecimiento personal, ya que permite la adaptación a entornos cambiantes o la toma de decisiones sensatas.

La demanda de competencia emocional es cada vez mayor, por lo que es vital que los alumnos inviertan en su desarrollo en este ámbito. Adquirirla requiere de autoconciencia, sensibilidad y capacidad de comunicación asertiva.

Competencia plurilingüe

Yendo más allá de la mera capacidad de hablar en una lengua extranjera, destaca entre los tipos de competencias porque incluye una comprensión profunda de las distintas culturas y la capacidad de adaptarse a diversos ambientes.

Las personas que poseen competencias multilingües tienen la ventaja de poder salvar las distancias comunicativas y culturales, lo que hace que sean muy codiciadas por los empresarios. Pero a la vez refuerzan su competencia cívica desde el aula, con el objetivo de promover una convivencia pacífica.

Además permite establecer vínculos con un abanico más amplio de personas, lo que abre la posibilidad de colaborar e innovar en un mundo cada vez más interrelacionado.

Ser multilingüe también ofrece oportunidades de crecimiento personal, amplía la visión de uno mismo y te permite ver el mundo desde varios ángulos. Por no hablar de la posibilidad de estudiar y trabajar fuera beneficiándote de diversas becas.

Debes saber que estudiar un idioma no sólo mejora la comunicación, sino que beneficia al procesamiento cognitivo. La competencia plurilingüe también se traduce en un mayor potencial de ingresos, dada esta ventaja competitiva.

Así que, si te estás planteando aprender una nueva lengua o perfeccionar tus conocimientos, ahora es el momento de dar el paso y liberar el poder del multilingüismo.

Competencia cultural y artística

Esta es una de las competencias clave de la LOMLOE, va más allá de tener conocimientos; requiere entender y honrar diversas costumbres, rituales y formas artísticas. El objetivo es poder adquirir una visión más amplia sobre los retos cotidianos, para dar lugar a resultados productivos e integradores.

Pero desarrollar esta competencia implica una diversidad de habilidades y experiencias. Requiere sumergirse en variadas formas de arte, como la música, la literatura, la danza y las artes visuales, para adquirir una verdadera comprensión acerca de su importancia.

Además, supone buscar activamente oportunidades de interactuar con personas de distintos orígenes culturales, ya sea a través de viajes, programas de intercambio lingüístico o actos comunitarios.

Es así como equiparás a los estudiantes con las herramientas necesarias para tener éxito en un entorno globalizado y diverso. Por eso, además, esta es una de las competencias docentes más importantes.

Competencia emprendedora

Se trata de enfatizar la toma de iniciativa, la capacidad de identificar oportunidades, ser creativo, resolutivo, autónomo y asumir riesgos abordables. Todo ello se sostiene como esencial a la hora de emprender proyectos satisfactorios con responsabilidad, al margen de su tamaño.

Las 7 competencias laborales más demandadas en la actualidad

Además de algunas de las que descubriste anteriormente, como las competencias tecnológicas o la plurilingüe, también destacan las siguientes por ser muy solicitadas actualmente:

Toma de decisiones informada

Esta competencia es la que te capacita para reunir y analizar datos de múltiples fuentes con el objetivo de tomar decisiones sensatas. En la actualidad, con una cantidad desmesurada de alternativas, es esencial poder filtrar el ruido y discernir los hechos.

Además, no consiste simplemente en elegir una opción, sino en comprender las consecuencias probables y sopesar los pros y los contras. Esta habilidad es especialmente importante en profesiones que requieren el pensamiento estratégico.

Por tanto, es una mezcla entre emplear el pensamiento crítico, habilidades de investigación y capacidad para contemplar múltiples perspectivas. Para ello es necesario saber formular las preguntas adecuadas.

Los decisores informados son capaces de reconocer los distintos sesgos y las hipótesis de partida, teniendo en cuenta el posible efecto de sus elecciones en las partes interesadas. También son expertos en interpretar tendencias para hacer pronósticos fiables.

Pero esta aptitud no se limita a un sector o función concretos, ya que todos los trabajos requieren cierto grado de toma de decisiones, desde los puestos de principiante hasta los de ejecutivo.

Empatía

La empatía, una capacidad vital en el mercado laboral actual, requiere algo más que captar los sentimientos de otras personas: implica ponerse activamente en su lugar para procesar sus emociones.

Bien aplicada, la empatía permite establecer un vínculo profundo con colegas y clientes, generando confianza. Facilita una comunicación beneficiosa y ayuda a resolver las disputas promoviendo la comprensión.

La empatía es especialmente valiosa en funciones que requieren atención al cliente, control de equipos o cualquier forma de interacción significativa. Cuando los individuos son capaces de contemplar las ideas y sentimientos ajenos, también pueden tomar decisiones más adecuadas.

Además de su influencia en las relaciones interpersonales y la toma de decisiones, la empatía es cada vez más apreciada por los empresarios debido a su efecto positivo en la cultura de la oficina y la prosperidad de todo el equipo.

Los directores empáticos crean una atmósfera de apoyo en la que las personas se sienten cómodas expresando sus reflexiones, preocupaciones e ideas. Esto engendra un sentimiento de comunidad y seguridad, que a su vez motiva el compromiso laboral.

Pero la empatía también desempeña un papel esencial en el control de la presión en el lugar de trabajo, y por tanto en la prevención del estrés, así como en fomentar el bienestar psicológico.

Negociación y resolución de conflictos

Tanto si se trata de mediar en un altercado entre colegas como de regatear un acuerdo comercial, la capacidad de manejar los enfrentamientos con tacto es muy deseada. Estas aptitudes no sólo mantienen unas relaciones tranquilas, sino que también contribuyen a los logros generales de una organización.

Cuando se trata de negociar, la clave de lograr un acuerdo mutuamente ventajoso es comunicarse con éxito para ser capaz de articular inequívocamente tus necesidades y escuchar activamente el punto de vista de la otra parte.

Reconocer los intereses ocultos y encontrar puntos en común fomentará conversaciones en pro de la organización. Además, la capacidad de pensar con imaginación para proponer respuestas inventivas es profundamente estimada en estos escenarios.

Por otra parte, la resolución eficaz de conflictos incluye ocuparse de las cuestiones fundamentales en lugar de limitarse a tratar los efectos secundarios. Apoyando una comunicación abierta y sincera, los enfrentamientos pueden transformarse en oportunidades de participación.

La capacidad de controlar los sentimientos y permanecer callado bajo presión también es básica para una hallar soluciones constructivas. Estas habilidades, también demuestran cualidades de iniciativa y adaptabilidad.

Conocimientos en software

Con la tecnología avanzando a un ritmo vertiginoso, los empresarios buscan candidatos capaces de manejar diversos programas informáticos con facilidad. El dominio de softwares permite agilizar los procesos, aumentar la productividad y superar a la competencia.

Tanto si se trata de dominar un programa específico del sector como de ser experto en algunos más generales como Microsoft Office, poseer estos conocimientos aumentará tus perspectivas profesionales.

Desde el análisis de datos al diseño gráfico o la administración de bases de datos, los conocimientos de software ya no son una ventaja, sino una necesidad. A medida que las empresas persisten en la digitalización de sus operaciones, estos empleados son cada vez más solicitados.

Además, como el trabajo a distancia es cada vez más común, estas competencias permiten comunicarse y colaborar con miembros del equipo en ubicaciones dispares.

Comunicación efectiva

Es especialmente útil en los entornos de equipo, donde la coordinación adecuada es determinante a la hora de lograr objetivos compartidos. Además, la capacidad de presentar ideas con claridad y persuasión también forma parte de la comunicación eficaz.

Por todo esto, las personas con excelentes habilidades comunicativas son competentes en el uso adecuado del lenguaje, la entonación y las señales no verbales para atraer a los demás hacia conversaciones significativas.

Versatilidad

Cualquier sector valora a las personas que pueden responder con flexibilidad a circunstancias variadas y asumir diversas funciones según sea necesario. Debido a la naturaleza siempre cambiante de las industrias, esta competencia permite gestionar distintos obstáculos o aprovechar nuevas posibilidades;

lo cual podría significar estudiar nuevas tecnologías, desarrollar habilidades adicionales o ir más allá de la propia zona de confort.

Al tener una mentalidad abierta y ser tolerantes con diversos puntos de vista, los profesionales polivalentes salvan las distancias y fomentan el trabajo en equipo exitoso.

Las brechas de competencias son discrepancias entre las habilidades, conocimientos, capacidades o atributos que los individuos poseen actualmente, y los que se requieren para cumplir eficazmente con las demandas de su puesto.

Por tanto, la versatilidad no consiste sólo en ser capaz de asumir tareas dispares, sino en tener la agilidad necesaria para abordar los problemas desde múltiples ángulos, seguir aprendiendo y descubrir las soluciones óptimas en cada caso.

Espíritu de equipo

Se refiere el enfoque de los miembros de un grupo hacia la colaboración o la contribución conjunta para lograr objetivos y metas comunes. Es la disposición de los empleados a trabajar juntos de manera armoniosa, compartiendo sus ideas.

El espíritu de equipo implica más que simplemente estar en el mismo proyecto o empresa. Se trata de contribuir a un ambiente donde todos se sientan valorados, respetados y apoyados mutuamente.

Conclusiones sobre las 7 competencias laborales más demandadas en la actualidad

Por tanto, las competencias, como los cimientos sólidos, establecen la base de nuestro conocimiento y potencial, mientras que las habilidades añaden color y profundidad a cada contribución.

Distinguir entre ambas es como apreciar la intersección entre lo esencial y lo cultivado. En cada paso hacia la adquisición de nuevas habilidades, construyes puentes hacia el éxito para dejar huella en el cambiante mercado actual.

Según el artículo de la compañía Randstad “El potencial de una persona”, existen cuatro claves para identificarlo: pensamiento elevado, ganas de aprender, habilidades comunicativas y equilibrio emocional.

También cabe destacar la importancia de confiar en las futuras posibilidades de un nuevo talento durante la contratación, ya que la mayoría de sus valores y competencias no son evidentes.

¿Te gustaría averiguar tus puntos fuertes? Una matriz de competencias es una herramienta que proporciona una representación visual y estructurada de las requeridas para un puesto de trabajo específico, un equipo, un departamento o toda la organización.

Otros test de competencias que puedes realizar son: el cuestionario de fortalezas de CliftonStrengths, Thomas-Kilmann Conflict Mode Instrument (TKI), o el 16PF (Factor de Personalidad de Cattell).

En Mundana trabajamos para ofrecer clases particulares adaptadas a cualquier nivel y alumno, que potencien habilidades profesionales esenciales como el pensamiento crítico o la autoconfianza.

Te invitamos a conocer toda nuestra oferta de cursos, congresos y seminarios para que puedas cumplir todas tus metas desde donde quieras y a tu ritmo, también puedes contactar con nosotros que con gusto te ayudaremos.

¡No te pierdas nuestros artículos!

Suscríbete para mantenerte informado y recibe las actualizaciones en tu email. 

Recibir├ís un email para confirmar que quieres contactar con nosotros y que aceptas nuestra pol├ştica de privacidad para pasar a formar parte de nuestra base de datos y as├ş podamos responderte seg├║n lo establecido en la LOPD y la RGPD.