libros fĂ­sicos vs digitales

Las 5 diferencias entre los libros fĂ­sicos vs digitales

Ya seas un gran aficionado a la lectura o un estudiante, es vital que conozcas que más allá de los libros físicos, el e-book ofrece nuevas oportunidades para optimizar tu experiencia.

¿Pero, por qué existe tanto debate entre libros físicos vs digitales? Esto se debe a que el libro electrónico parece ganar cada vez mayor terreno, amenazando a una industria que tradicionalmente nunca ha tenido competidores.

Todo el mundo tiene una relación única con cada soporte. Es evidente, que los nativos digitales establecen conexiones distintas con el formato electrónico respecto de las generaciones predecesoras, para las que los libros físicos vs digitales adquieren un valor sentimental.

El libro impreso aún presenta ventajas que las nuevas tecnologías han sido incapaces de replicar. Por ello es tan necesario establecer una comparativa de libros físicos vs digitales.

¿Qué es un libro físico?

Es un conjunto de páginas de papel unidas gracias a la encuadernación, juntas forman un objeto en el que los autores expresan sus ideas o conocimientos hacia un público determinado. Cuentan con una portada y contraportada que sirven para presentar la obra y resumirla respectivamente.

Ventajas de los libros en papel

El sentimiento de pertenencia que crea la adquisición de los libros físicos vs digitales permite valorar más la obra. Al mismo tiempo, el aspecto tangible puede ser decisivo para apreciar la textura de las hojas de papel o el olor de la impresión como parte de la experiencia de lectura.

Los libros físicos vs digitales pueden almacenarse en colecciones si se cuenta con el espacio suficiente. Además, estas se regalan o traspasan como legado, por lo que se genera un valor añadido de carácter sentimental.

Asimismo, aunque ahora existen hemerotecas digitales, las bibliotecas siguen siendo lugares públicos que ofrecen multitud de posibilidades, entre las que está, por supuesto, recorrer estanterías repletas de libros impresos. Estos se organizan en áreas de estudio o temáticas, aportando un gran valor al formato tradicional.

Por último, los libros físicos vs digitales te permiten asistir a firmas en las que puedes conocer a tu autor favorito y conseguir un valioso ejemplar de recuerdo que puedes conservar siempre.

Desventajas de los libros impresos

Una de sus principales desventajas es que perjudican al medio ambiente. La única forma de producir tantos libros con cientos de hojas de papel es mediante la tala masiva de árboles.

Las posibilidades de impresión son limitadas, por lo que llega un punto en el que las ediciones de un libro físico se agotan. Por lo tanto, otro de los inconvenientes de este formato es que resulta más inadecuado para cubrir las demandas del mercado.

Además, por lo general ocupan más espacio de almacenamiento que cualquier lector de libros digitales. Transportar varios libros físicos supone una gran carga de peso. En el ámbito escolar, soportar estas cargas desde edades tempranas puede llegar a implicar graves problemas para la espalda.

Los libros físicos cuentan con funcionalidades muy limitadas. Este tipo de formato es ideal si tu único fin es la lectura recreativa, pero si quieres realizar una investigación o un proyecto escolar, el libro impreso no es la mejor opción a la hora de subrayar, dejar notas o ampliar la información.

Por otro lado, conservar libros físicos vs digitales es bastante más complicado. El papel, al fin y al cabo, es un material muy frágil que se deteriora fácilmente con el uso y el paso del tiempo.

La dependencia a la corriente eléctrica supone, de nuevo, otra importante desventaja. Olvídate de leer durante largas horas si no dispones de una batería portátil o un enchufe cercano.

¿Qué es un libro digital?

Es un formato digital que tiene por objetivo cubrir las mismas necesidades de un libro físico tradicional, en el que se pueda leer perfectamente una historia dividida en capítulos compuesta por varias páginas, salvando ciertas diferencias.

Para leer un libro digital o e-book es necesario contar con determinados dispositivos electrónicos. Este tipo de formato surge como respuesta a la revolución tecnológica, que adapta hábitos tradicionales al mundo actual, al mismo tiempo que se amplían las capacidades de interacción con la obra escrita.

Ventajas de los libros electrónicos

Ciertos dispositivos de lectura digital como el Kindle caben en cualquier parte, y a su vez almacenan cientos de obras escritas a tu alcance en cualquier momento. La comodidad que supone descargar tanto peso, mientras que transportas gran cantidad de información, es un factor clave.

Esta información es personalizable en muchos aspectos, desde el tamaño de la letra hasta la posibilidad de subrayado en diferentes colores o de agregar tus notas sobre el contenido. Estas son solo algunas de las funcionalidades extra que permiten los libros digitales vs libros de papel.

Pero gracias a “la nube”, ahora es posible almacenar los libros virtuales en un espacio digital que es accesible desde cualquier otro dispositivo electrónico, ya sea un teléfono móvil o el Kindle. Así ahorras almacenamiento para tus archivos personales a la vez que obtienes mayor flexibilidad en la lectura.

A su vez, se pueden distribuir instantáneamente ediciones ilimitadas de una obra, sin importar los costes económicos o medioambientales. Además, es bastante más sencillo corregir erratas en e-book vs libro una vez publicado un ejemplar.

También es destacable el hecho de que puedes adquirir varios títulos sin salir de casa ni realizar esperas, siempre y cuando dispongas de una buena conexión a internet.

Desventajas de los libros digitales

En primer lugar, la contribución que aporta la literatura digital al medio ambiente, a su vez, supone graves pérdidas para el mundo editorial. Ya que la digitalización de contenidos supone facilitar el aumento de la piratería.

Debes recordar que dependes automáticamente de un dispositivo electrónico para la lectura digital, el cual supone una mayor inversión económica que un libro impreso. Por lo tanto, existe cierta reticencia al uso de estos aparatos en espacios públicos por miedo al robo.

La exposición prolongada a las pantallas conlleva graves riesgos para la vista. Pero, además, si quieres leer al aire libre, es posible que tu pantalla no se adapte a determinados niveles de iluminación exterior y sea complicado llegar a ver el texto.

Otra gran desventaja es que los libros digitales vs libros de papel no pueden ser prestados, ya que estarías ejerciendo una forma de piratería al distribuir contenidos protegidos por derechos de autor sin autorización. La única manera es prestar tu dispositivo, perdiendo el acceso durante días a la lectura de varios títulos.

Aunque gracias a los avances ya es innecesaria la conexión a internet para leer libros digitales, pues puedes descargarlos y almacenarlos, aún es imprescindible estar conectado para comprar obras en este formato, lo cual implica limitaciones.

Libros físicos vs digitales ¿Qué prefieren los jóvenes en la actualidad?

Pese a las numerosas ventajas del formato digital, anteriormente mencionadas, incluso la población más joven sigue prefiriendo los libros físicos vs digitales. La generación actual aún está muy familiarizada con el concepto de un libro de hojas de papel.

Por el momento, solo el 27,3% de los jóvenes prefiere leer un documento digital. Esta cifra decae si se habla de la población total, con únicamente un 15% de preferencia hacia el formato electrónico.

Un estudio realizado en la Universidad de Washington a más de 400 estudiantes de todo el mundo reveló que estos mejoran la concentración y entienden más utilizando un libro impreso.

Los alumnos deben dedicar largas horas a la lectura, por eso la exposición prolongada a las pantallas supone un inconveniente para ellos. Además, según el estudio, gracias al formato físico sienten que hacen una “lectura real” del texto.

Sin embargo, en todos los casos existe una preferencia por el ocio online en el resto de las formas de entretenimiento. La digitalización es un hecho imparable en la sociedad, pese a que formatos como el libro físico se mantengan vivos.

Las 5 diferencias entre los libros físicos vs digitales

Diferencias de precio

Cuando se trata de libros físicos vs digitales, estos últimos siempre son más económicos tanto para el fabricante como para el consumidor. Debido a que es innecesaria la impresión y distribución masiva.

Sin embargo, todo depende de aquellas ventajas que valores más en un formato. A pesar de que cubren el mismo objetivo, ya se mencionó anteriormente que existen numerosos beneficios que también avalan al libro físico. De todas formas, esta diferencia de precio suele ser poco significativa.

Posibilidades de transportabilidad

Todo depende del tipo de dispositivo electrónico en el que tengas por costumbre leer, pero por lo general los libros físicos vs digitales siempre ocupan mayor espacio.

Es por ello por lo que, recientemente, se han popularizado las ediciones de bolsillo de los libros físicos, en un tamaño menor. En contraposición, un e-book siempre requiere de una adaptación al soporte digital.

Ciertos dispositivos como el Kindle están especialmente diseñados para la lectura digital, aunque otros como el ordenador suponen mayores problemas en cuestión de transportabilidad.

En estos dispositivos puedes, sin embargo, transportar a cualquier lado miles de títulos, opción totalmente restringida en el caso del formato físico. Aunque siempre cuentan con un límite de espacio de almacenamiento, que reduce la cantidad de libros que se pueden guardar en ellos.

Algunos aficionados a la lectura prefieren consumir libros físicos vs digitales con el propósito de coleccionar y crear librerías. De esta forma, la obra adquiere un carácter más perdurable y puedes mantener el título siempre a la vista.

En el aspecto estudiantil, los libros digitales vs físicos permiten una organización más sencilla y compacta de enormes cantidades de información. Después puedes elegir imprimir puntualmente una sección ya que, en contraposición, los documentos en papel son mejores para entrenar la memoria.

Posibilidades de acceso

No obstante, la adquisición de estos aparatos tecnológicos supone una inversión adicional que en ocasiones no está al alcance de todo el mundo, a diferencia de la compra de un libro físico.

Además, hay personas de mayor edad que no se encuentran tan familiarizadas con el uso de las tecnologías. Aunque el uso de los libros electrónicos puede parecer simple, el aprovechamiento de todas las funcionalidades que ofrecen está restringido para cierto sector de la población.

El factor electrónico, a su vez, implica que los libros digitales vs libros de papel dependan de una fuente de carga de la batería. Hasta hace poco la conexión a internet era también una condición indispensable, pero actualmente existe la opción de descargar las obras en el dispositivo para poder disfrutarlos “offline”.

Asimismo, seguro que ya te has enfrentado con problemas técnicos o incompatibilidades de formato propias del mundo tecnológico. Cuando adquieres un dispositivo de lectura digital puedes asumir este tipo de problemas, a diferencia de la sencillez que garantiza el formato impreso.

El manejo que implican los libros electrónicos vs papel, a su vez facilita el acceso a múltiples títulos que de otra manera son difíciles de leer. Por ejemplo, es el caso de grandes tomos de miles de páginas que pueden escanearse fácilmente sin dañar la versión original.

Funciones extra

Esta es quizá la mayor diferencia entre los libros físicos vs digitales. El mundo digital abre todo un abanico de posibilidades al lector que permiten optimizar su experiencia.

La conexión online permite obtener información instantánea sobre cada palabra, como la definición, varios sinónimos y antónimos o conocer la traducción. Aunque en el formato tradicional esta función la cumplen en parte los pies de página. Al mismo tiempo, son destacables las opciones de personalización de los libros online.

Puedes modificar la tipografía y el tamaño de la letra, además varios dispositivos ofrecen la opción de leer el texto en voz alta.  Estas funcionalidades son especialmente útiles para quien posee algún tipo de discapacidad. Incluso existen dispositivos previamente adaptados para ellos.

Además, la interacción con el texto es amplia gracias a la posibilidad de subrayado y de incorporación de notas que más tarde se pueden añadir fácilmente a tus proyectos. Los textos digitales, también ofrecen nuevas recomendaciones automatizadas basadas en las preferencias de lectura del usuario.

Es por eso por lo que los libros electrónicos se presentan frecuentemente como la alternativa ideal para los estudiantes. Mientras que para leer por puro entretenimiento es mejor optar por los libros físicos vs digitales, más sencillos en el funcionamiento.

Por otra parte, libro digital o físico, ambos formatos cuentan con la ventaja del hipertexto. Pero el formato digital permite acceder a otras fuentes de referencia instantáneamente. Al fin y al cabo, la elección también depende de tus habilidades de manejo tecnológico.

Velocidad de transmisión

El proceso de distribución de los libros físicos vs digitales es totalmente diferente. El formato electrónico permite la reproducción instantánea de millones de copias, que pasan a estar disponibles para el consumo rápidamente.

De esta manera, las editoriales ahorran gran cantidad de costes, pero a su vez las librerías o las empresas de transportes pierden importantes beneficios.

La velocidad de la red permite compartir cualquier fragmento del texto en cuestión de segundos, pero no puedes prestar un libro digital como se ha hecho tradicionalmente.

Conclusiones sobre la comparación entre libros físicos vs digitales

El libro digital supone una evolución lógica del formato en papel producto de los avances tecnológicos. Al menos de momento es perfectamente compatible que estos dos formatos coexistan, al igual que lleva ocurriendo durante décadas con la televisión y la radio.

Al margen de las diferencias, los libros impresos y digitales mantienen amplias similitudes. Ante todo, entre las ventajas de leer se encuentran la gestión efectiva del estrés, la mejora del nivel cultural o de la inteligencia emocional.

En cuestión de libros físicos vs digitales, la clave para elegir el mejor formato es, al fin y al cabo, mantenerse informado sobre las cualidades de cada uno y decidir según lo que mejor se ajuste a tus preferencias en un momento determinado.

En Mundana contamos con una amplia variedad de cursos online. Sin embargo, en ellos siempre te ofrecemos material complementario como apuntes y ejercicios, que puedes transformar fácilmente al formato físico para que las lecciones se adapten al máximo a tus preferencias.

¡No te pierdas nuestros artículos!

Suscríbete para mantenerte informado y recibe las actualizaciones en tu email. 

Recibirás un email para confirmar que quieres contactar con nosotros y que aceptas nuestra política de privacidad para pasar a formar parte de nuestra base de datos y así podamos responderte según lo establecido en la LOPD y la RGPD.